Detrás de cada palabra..

Detrás de cada palabra, hay una historia. 

Detrás de cada palabra, hubo alguien por horas analizando cual sería la correcta.

Cada escrito es un mundo, una pasión o quizá, una terapia, porque a veces, leer lo que nos pasa es sacarse un peso de encima y escribir con sentimiento, aún más! 

Dicen que ella solo lo amo por unos días…

Muchos dicen que ella lo ilusionó y que solo lo amo por unos días, para matar su soledad… Pero no era así. Todos hablan sin saber, porque lo que sintió fue verdadero, pero no real. Y lo dejó, si. Lo dejó solo, triste, decepcionado y con una gran soledad. Ella se fue sin decir nada, dejándolo con un mar de preguntas, en el que todavía, después de casi un mes, el sigue recordando y preguntándose que fue lo que hizo mal. Pero ese el problema… No hizo nada. 

Él solo la amo como nunca, pero no era el momento… Nunca lo iba a ser. Porque ella lo sentía. Sentía que no era un amor para siempre, y por eso, lo dejó ir. 

“Aquella chica…”

 Todos la conocían como la chica “anti noviazgos”. Aquella chica de cabellos oscuros y ojos color café, decía no interesarle esos temas cursis. Ella prefería salir a cenar con amigos los viernes por la noche o salir a bailar un sábado y emborracharse hasta mas no poder. Era divertida y nadie llamaba su atención, o al menos eso parecía…

Nadie notaba que detrás de esa sonrisa y, de todas esas aclaraciones negativas que hacía sobre el amor, había algo más. Sus ojos pedían ayuda a gritos al igual que su corazón. Porque aquella chica que huía de las relaciones, en realidad, soñaba con vivir una gran historia de amor cómo en los cuentos de hadas. 

Nunca nadie supo que aquella chica “fría” escribía historias de amor todo el tiempo.  

Él sólo se dedicó a perderla..

Intento recordarte como hace unas semanas atrás, pero no puedo. Los recuerdos que tenía guardado en mi corazón hoy ya no existen, se destruyeron. Vos los destruiste.

Todas las noches sonreía mientras miraba nuestras fotos e imaginaba todos los momentos que estaban por venir. Los que vos me prometiste pero nunca cumpliste. Por eso, hoy estoy aquí, con lágrimas en los ojos sin saber que rumbo seguir, porque sin vos ya no quiero.

Escucho tú nombre y no me causa nada.¿ves lo que causaste? ¿Por qué lo hiciste?. Te fuiste sin razón alguna y te llevaste todo. No te importo nada. Me dejaste sola con miles de preguntas, miedos y un corazón destruido en mil pedazos. ¿Y ahora qué? ¿Como se supone que debo seguir?  ¿Que fue lo que hice mal? porque no entiendo.

Fuimos la historia que nunca terminé de escribir y que nunca podré hacerlo. Ahora sólo queda el “Que hubiese pasado si…”porque nada, nada volverá a ser lo mismo. Todo se borró, hasta aquella imagen de mi rostro sonriente de oreja a oreja mientras te miraba. Hoy ya nada existe… 

Y esta es otra historia que no tiene explicación. Ella lo amó como nunca y él solo se dedicó a perderla. Ambos se amaban y nunca entenderán que fue lo que pasó.

Aquellos días que no fueron

Todo fue una confusión. Para él, no había sido más que eso, pero para ella, fue algo más. Para ella esa confusión fue una gran desilusión. Sus ganas de amar ya no existían. Ahora ya no había brillos en sus ojos, eran lágrimas. Todo el amor que ella tenía para dar se fue borrando con los días. Esos días en los que para él seguían siendo “días” y nada más. Pero para ella aquellos días eran mucho mas que eso. Aquellos días iban a ser suyos y no lo fueron…

Ahora ella no esperaba nada. Ya no tenía ganas de volver a amar. Entendió que no todo es color de rosas y desde entonces se volvió fría. Como la nieve. 

¿Un amor de verano o algo más?

Ella no creía en nada, hasta que lo conoció…

Lo vi y rompió todo aquello que pensaba sobre el amor. Todo se volvió risas. Ya no había oscuridad y soledad cómo días atrás. Todo era perfecto.

Al conocerlo un poco más, fue tanta la química que hubo, que me asustó. No fue normal. Nunca me había pasado, pero fue mágico. No podía parar de sonreír.

Los días pasaban y, aunque no nos veíamos, esperábamos el reencuentro. Pero ese día no llegaba y los miedos comenzaban a invadir.

Me preguntaba si en serio había sido amor o sólo fue un amor de verano. Aún no lo sé. Sólo sé que tengo miedo de olvidarme lo que me hacías sentir con tu mirada aunque todos los días me acuerde de vos…